¿Qué te amarga de tus vacaciones?

mediacion-familiar-vacaciones-verano

¡No puede ser, pero si la primera quincena de agosto me tocaba a mí!

Acabas de recibir un mensaje de tu ex diciéndote que en el trabajo no le han dado la quincena de vacaciones que había pedido así que se va la próxima semana a la playa con los niños y que a ti te corresponde la segunda quincena de agosto.

¡Pero si en la sentencia dice que al que le toque elegir ese año tiene que decidirlo con 2 meses de antelación!

Ya tengo la reserva del hotel hecha para irme con los niños. No me lo puedo creer, otro año igual, la cuestión es amargarme las vacaciones…

Y encima en agosto el juzgado no resuelve nada de estos temas…

Dice que el año pasado se aguantó él y ahora me toca a mí…

Lleváis 2 años divorciados, y empiezas a creer que lo vuestro es una historia-discusión interminable. Pensaste que poco a poco se iría solucionando pero estás cansado/a de discusiones, mensajes de whatsapp en el que la frialdad, la ironía o el reproche son la tónica constante. Harto/a de burofax de ida y vuelta y de sobre todo, de sentir que no va a acabar nunca.

 Y efectivamente, no acabará nunca si seguís afrontándolo de la misma forma.

 

TOMA LA INICIATIVA.
No estoy hablando de otro burofax en el que se le deje muuuuuuuuuy claro que no ha cumplido con los dos meses de antelación para comunicar en qué quincenas disfrutará las vacaciones. Eso es lo que lleváis haciendo desde hace dos años y parece que no os está funcionando demasiado bien.

Te propongo algo, imagina que aun sintiendo que llevas razón, encuentras la forma de morderte la lengua y respiras muy profundamente.

Que te centras exclusivamente en qué les gustaría escuchar a tus hijos.

Creo que es en estas situaciones es donde “el interés de menor” deja de ser un concepto “manido” y recupera su sentido.

¿Difícil? Mucho. ¿Necesario? Sólo si quieres vivir en paz.

Vale, ya me he tranquilizado y ¿ahora qué?


ENCUENTRA OTRA FORMA DE AFRONTAR TODO ESTO.
Intenta ver más allá de vuestro asunto de las vacaciones. Ningún juez puede ni debe resolver cómo vais a disfrutar de vuestras vacaciones, decidir sobre clases extraescolares, elegir el tipo de colegio de tus hijos o pronunciarse si hay que pagar la mitad del importe del viaje de fin de curso.

No puede ser que os hayáis resignado a recorrer el camino que va desde tu casa al juzgado como el único posible.

Recuerda de lo que ya hablábamos en el anterior post, tu divorcio es un triángulo y parece que os habéis olvidado de dos de sus lados. http://mediacionjaen.com/quiero-la-custodia-compartida-de-mis-hijos/

Déjame que te cuente algo, Stephen Covey en su libro Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas dice que cuando cambiamos una parte de una fórmula química, cambiamos la naturaleza de los resultados.

 

¿POR QUÉ TE CUENTO TODO ESTO?

Lo que pretendo explicarte es que tu ex seguramente esté preparado/a para tu reacción. Imagina que estás muy enfadado (recuerda que lleváis 2 años discutiendo por estos temas y te conoce perfectamente).

Espera que, después de su cambio de última hora sobre las vacaciones, continúe vuestra dinámica, un nuevo burofax, una nueva discusión, etc Acción- Reacción (pura inercia que no hace más que aumentar vuestra guerra fría).

Pero ¿y si decides que se acabó?

¿Y si te comprometes contigo mismo a esforzarte por buscar otra forma de gestionar todo esto?

¿Y si le envías un mensaje tan sincero y honesto que tenga que leerlo dos veces porque no dé crédito?

Un mensaje:

  • Donde no le hables de convenios ni sentencias, sino del coste emocional y económico de vuestra falta de comunicación.
  • Donde le expongas en qué temas crees que necesitáis entenderos y cómo podéis hacerlo.
  • Donde expongas en qué crees que la actitud de ambos está perjudicando a vuestros hijos.
  • Donde le invites a un café para que ambos veáis si podéis hacerlo por vosotros mismos o si necesitáis a un profesional que os ayude a encontrar la forma de hacerlo.

Puede que pienses que no estáis para cafés ni para “mensajitos”, quizás no sea lo más apropiado en vuestro caso. Pero no te quedes con lo anecdótico, intenta valorar si hay algo de lo que te estoy contando que pueda servirte.

Piensa a dónde os lleva vuestra situación actual y si un cambio de actitud puede significar algo nuevo.

 

CRÉEME, TU FELICIDAD Y LA DE TU FAMILIA NO CONSISTE EN LLEVAR RAZÓN.

Seguramente en todo este tiempo habrá habido ocasiones en las que ambos os habéis equivocado ¿y qué?

Creo que la cuestión está en que centres todas tus energías, tu creatividad y tu tiempo en daros otra oportunidad para gestionar todo esto de otra manera.

Tengo una buena noticia para ti, una opción posible para vosotros ya está inventada, se llama PLAN DE PARENTALIDAD.

Y es que a veces reconocer que necesitamos ayuda forma parte del camino para conseguir lo que queremos.

Si te interesa lo que te cuento, suscríbete gratis (clic en Si, apúntame justo aquí debajo) y en los siguientes post te ayudaré a descubrir CÓMO lograrlo.

4 pensamientos en “¿Qué te amarga de tus vacaciones?

  1. Josefa Martos Puñal

    Es una forma magnífica de intentar arreglar una situación insostenible,pero que en la mayoría de los casos es muy difícil,porque se ha llegado a tal punto con tu ex-pareja de reproches y discusiones que lo último que te apetece es tomarte un café con el.Pero yo veo esa misma opción ,quizás escribiendo un whasap o un correo electrónico.Magnífico el tema.Enhorabuena.

    Responder
    1. Maribel Montero Autor

      Gracias por tu comentario.
      Es verdad que cada cual tiene que encontrar su forma, el modo con el que se sienta más cómodo (y el café no siempre es la mejor opción).
      ME alegro de que te haya gustado, gracias por tu tiempo.
      Maribel

  2. Juan Manuel Galdón

    Maribel nuevamente magnífico, me gusta mucho tu enfoque positivo de una situación que cada día es más cotidiana. Habrá enseguida quien piense: ¡que fácil lo pinta Maribel! … evidentemente nada más lejos de la realidad, pero se trata de entrenar, es como el deporte, paso a paso, ejercicio de humildad y … nuevamente volvemos a lo mismo: ACEPTACIÓN. Aceptar la diversidad de opiniones, aceptar que el problema lo tengo dentro, volver el foco hacia mi, requiere un tremendo ejercicio de humildad y lucha contra el ego. La clave está en encontrar ese propósito que me motive, y para mí en estos casos, esa motivación se llama HIJOS.
    Hablas del gran maestro COVEY quien apuesta decididamente por la fórmula ganar/ganar, fórmula que parece estar al alcance de unos pocos ya que en esta sociedad occidental el YO ha ganado mucha fuerza, lo cual destruye irremediablemente la COMUNICACIÓN.
    En la cultura hindú, existe el convencimiento de que el conflicto aparece cuando aparece el deseo: ¡Deja de desear y se acabó el deseo!.
    Para conseguir esto:
    1.- Dejemos de comparar (es donde arranca el deseo)
    2.- Dejemos de juzgar (Al juzgar surge el deseo)
    Si juzgamos hay deseo; con la ausencia de juicio el deseo desaparece.
    ¡Enhorabuena por tu nuevo post!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>