QUÉ ES LA MEDIACIÓN FAMILIAR.

La mediación familiar es un proceso de gestión de conflictos donde un profesional independiente, imparcial y formado en la materia, facilitará la  comunicación y el diálogo entre los miembros de la familia en conflicto para buscar soluciones pactadas por ellas mismas, y así conseguir acuerdos satisfactorios y duraderos que contemplen los intereses de todos.

VENTAJAS DE LA MEDIACIÓN.

  • La mediación familiar está presidida por la idea de que no haya perdedores: un miembro de la familia, no debería ganar a costa del otro. La Mediación NO es un proceso entre adversarios sino que pretende la reducción de la tensión existente entre las partes en conflicto.
  • Es económica, ya que evita el elevado coste económico de un proceso judicial contencioso que, en no pocas ocasiones se ve incrementado por sucesivos procesos judiciales por incumplimiento por una o por ambas partes de la pareja de las medidas acordadas judicialmente.
  • Es rápida: un proceso de mediación habitualmente no supera las 5 sesiones por lo que su duración aproximada es de 2 meses.
  • Proporciona un espacio diferente, en el que la situación emocional de cada una de las partes es tenida en cuenta, un lugar donde hablar y escucharse y, desde el respeto mutuo, ser capaz de encontrar con la ayuda de un profesional, un acuerdo justo, duradero y equitativo para todas las partes.

Los comentarios están cerrados.