LA TEORÍA DE LAS VENTANAS ROTAS

La he descubierto gracias a Víctor Guillermo Figueroa y, aunque no estaba hablando precisamente de conflictos familiares, he sentido que encaja a la perfección con el inicio de muchas cosas que, en las rupturas de pareja acaban por causar grandes “desperfectos”.

ventana-rota

Víctor resumen este teoría de la siguiente forma “…si  tras algún acto vandálico, aparece una ventana rota, si no se arregla pronto con total probabilidad el resto de ventanas acabarán siendo destrozadas por otros vándalos. ¿Por qué?, porque el hecho de que haya una ventana rota envía el mensaje “aquí nadie cuida de esta ventana”, luego hay “barra libre” para hacer lo que se quiera.

Por ello podemos concluir que para prevenir el vandalismo lo más recomendable es arreglar los problemas cuando aún son pequeños (metafóricamente los problemas los podemos representar como “ventanas rotas”, de manera que si cuando hay una ventana rota se repara con rapidez, la aparición de una 2ª ventana rota ocurrirá más tarde que si no se repara la primera ventana).

Me ha parecido tremendamente gráfica esta comparación que me ha venido a la cabeza:

LA RELACIÓN ENTRE UNA EX PAREJA COMO SI DE UN COCHE ABANDONADO SE TRATARA.

Imagina por un momento que han pasado 2 años desde que te divorciaste.

Con cuál de estas dos fotos te sentirías más identificado.

¿Esta?

coche-roto

¿O esta?

coche-nuevo

Quizás pienses que precisamente si se divorciaron es porque decidieron no tener nada que ver el uno con el otro.

El problema es que hay muchas cosas que se pueden dar por liquidadas (la relación de pareja, la sociedad de gananciales, las familias políticas…) todo salvo una, no se puede liquidar nuestras responsabilidades como padres/madres.

Porque ese es el coche en el que ellos se viajan a diario

bebe-en-coche-de-juguete

He trabajado con familias en las que en un primer momento tenían muy claro que querían cuidar su relación de ex.

Con ello no quiero decir que fueran ilusos y que no supieran que estaban en un momento muy complicado y que a veces estuvieran a punto de romper “la luna” delantera pero supieron reconducir a tiempo.

Si ya has leído anteriores post míos sabrás que me interesa especialmente los espectadores involuntarios de esta situación, LOS HIJOS.

En qué situaciones a ellos les transmitimos que la relación entre sus padres es algo que no merece ser cuidada.

Siguiendo con la teoría, ¿en qué momento presenciaron que se rompía el primer cristal?

Para mí esa primera ventana rota es la primera vez que…

  • Hablas mal de tu ex delante de tus hijos.
  • Te resignas a que la única vía de comunicación va a ser el whatsapp (si no has decidido bloquearlo anteriormente).
  • Te niegas a algo que te pide tu ex porque estáis en ese punto del NO por respuesta, a sea lo que sea que me propongas.
  • Dejas entrever a tus hijos lo mal que lo hace su padre o su madre.
  • Tus hijos empiezan a entender que el divorcio de sus padres es sinónimo de tensión continua entre las personas que más quieres.

Y es aquí donde el artículo de Víctor me ha interesado especialmente, porque seguramente después de que alguien rompiera el primer cristal la otra parte decidió que ella también tenía derecho a romper otro.

No lo planteo como un reproche sino como reflexión de lo difícil que en estos momentos resulta trascender al orgullo, al dolor y la sensación de injusticia y decidir reparar esa primera ventana.

He aprendido como mediadora que el principal riesgo de todo ello es que una vez que se entra en esa dinámica, no controlamos el alcance de esa destrucción.

Puede que tú únicamente tuvieras previsto los daños de los retrovisores o la luna trasera pero no contabas con otros daños que decide la otra parte y las consecuencias que todo esto tiene para vuestros hijos.

Este es uno de los motivos por los que creo firmemente en la utilidad de diseñar un PLAN DE PARENTALIDAD. Con un objetivo claro, concretar todas los ámbitos que vuestros hijos necesitan que miméis especialmente.

Para aprender a tomar decisiones sobre educación, criterios educativos, cuestiones económicas, reparto de tiempos… (Digo AFRONTAR y no ENFRENTAR/OS.)

De una forma práctica, asequible y mediante sesiones presenciales o vía skype.

Si te interesa, ya sabes dónde encontrarme, envíame un email a maribelmediacionjaen@gmail.com y me cuentas qué “desperfectos” te gustaría reparar o evitar.

Gracias por tu tiempo.
Maribel

Esta entrada fue publicada en General el por .

¿Conoces a alguien a quien pueda ayudar este artículo? COMPÁRTELO.

¿QUIERES RECIBIR MIS SIGUIENTES ARTÍCULOS? Apúntate, ES GRATIS.

Sí, apúntame

Acerca de Maribel Montero

Autora de blog de mediacionjaen, donde comparto herramientas y estrategias para afrontar de una forma eficaz los conflictos. Si tienes un conflicto y deseas resolverlo con un menor coste personal, familia y económico, consulta la página de servicios o descárgate sus Ebooks gratuitos.

2 pensamientos en “LA TEORÍA DE LAS VENTANAS ROTAS

  1. David

    Me ha parecido un artículo buenísimo. Muy buena analogia. Una de las cosas que nunca llego a entender es el motivo de “usar a los hijos” para hacerse daño uno a otro. Siempre que me enfrento por temas laborales a situaciones como esas, me viene a la cabeza la misma idea: ” ostras, estoy seguro que en algùn momento se habrán querido”. Quizás deberíamos enseñar en las escuelas a los niños a “reparar ventanas”. Seguro que de mayores, sabrían abrirlas y cerrarlas sin problemas. Un placer leerte como siempre. Gracias por ayudar

    Responder
    1. maribel montero

      Muchas gracias, David.
      Totalmente de acuerdo contigo en que si fuera un aprendizaje que tuviéramos desde pequeños, podríamos afrontar estas situaciones sin provocar/nos daños colaterales.
      Sé que no es fácil y que en la mayoría de los casos es una mezcla de muchas cosas que acaba por desbordarnos.
      Por ello creo que el parar y permitirnos saber si vamos en la dirección correcta puede ayudar a explorar otras formas de afrontarlo.
      Un abrazo

Responder a David Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>