¿Qué es la mediación familiar?

La Mediación Familiar es un proceso voluntario de gestión de conflictos familiares en el que las personas que tienen dicho conflicto, ayudadas por un mediador experto, imparcial y neutral , deciden todos aquellos aspectos que consideren necesarios para regular su nueva situación familiar.

La Mediación Familiar parte de la premisa de que QUIÉN MEJOR QUE LAS PERSONAS QUE TIENE EL CONFLICTO para valorar y decidir sobre todo aquello que les importa y consideran que es necesario acordar de cara al futuro.

Por tanto, PUEDE SER ESPECIALMENTE ÚTIL para parejas que desean terminar su relación y también para las que estando ya divorciadas quieran modificar alguno de los aspectos ya establecidos judicialmente. Todos sabemos que atravesar una ruptura de pareja es muy difícil. La mediación ofrece una ALTERNATIVA para la gestión de estos conflictos y procura minimizar el desgaste emocional y el coste económico que conlleva un divorcio tramitado en un procedimiento judicial contencioso.

Desde nuestro Servicio de Mediación Familiar, se prioriza el que la pareja disponga de un ESPACIO NUEVO donde se favorezca el diálogo y el respeto mutuo y que, con la ayuda del mediadora, vaya consensuando las necesidades de todo el grupo familiar, en especial el de los hijos, para poder ir tratando todos aquellos puntos que les preocupa, y poder ir decidiendo sus propios acuerdos para, si así lo desean, elaborar su Convenio Regulador de divorcio el cual será después aprobado judicialmente y tendrá plena eficacia jurídica.